La luz de las estrellas proporciona algo más que un indudable valor científico, educativo y cultural, ya que nos ha ayudado a alcanzar los mayores avances en el desarrollo de las comunicaciones, de los sistemas de navegación e, incluso, de las tecnologías médicas avanzadas de proyección de imágenes. Desde este punto de vista, el Universo sirve como un laboratorio donde se puede descubrir cada día nuevos logros científicos y tecnológicos, y por ello se debe defender la calidad del cielo nocturno y el derecho a observar las estrellas. Cuidemos el cielo nocturno, evitemos la contaminación lumínica.
  Login or RegístrateEnvía tu notaBuscarGalería fotográficaTemas

Menú
· Home
· Cartas celestes
· Artículos
· Buscar
· Calendario Lunar
· Conoce tu Signo Astrológico
· Descargas
· Enlaces
· Escríbenos
· Historial
· Recomiéndanos
· Temas
· Top 10
· Tu cuenta

Amigos
Arqueros Uyana Jacu - Arquería en Ushuaia - Tiro con Arco Escuela de tiro con Arco. Tiro olímpico, tiro tradicional.

Prociencia
Un congreso para docentes y alumnos organizado por docentes y alumnos

16º Congreso Prociencia

14,15, 16, y 17 de Abril de 2009

Chivilcoy, Provincia de Buenos Aires, Argentina

www.prociencia.com.ar

Globe de Noche
Unite a la campaña internacional de observación 2012 para determinar el nivel de contaminación lumínica.



Ushuaia dice PRESENTE!!!

Fase de la luna


Estado actual del sol

Mensajero de los Astros
Actualmente hay un problema con los titulares de este sitio


2009 - Año Internacional de la Astronomía

Declarado de Interés Municipal por el Honorable Concejo Deliberante de la ciudad de Ushuaia. Resolución Nº 206/2008 de la sesión del día 10/09/2008

Podcast
  Podcast
Grabaciones de los programas de radio en los que estuve participando.

Efemérides
Tal día como hoy...

Eventos destacados : SOMBRAS NADA MÁS: TRÁNSITO DE MERCURIO 2006
Eventos destacados

Por Pablo Lonnie Pacheco Railey
En pocos días más y en posición de ser el planeta más cercano a la Tierra, Mercurio será el protagonista de un singular evento: el 8 de noviembre de 2006 cruzará frente al disco iluminado del Sol. Así, una pequeña sombra será lo que delate el paso del planeta en una alineación perfecta entre el Sol, Mercurio y la Tierra.

1.- ¿QUE ES UN TRÁNSITO?
2.- UN POCO DE HISTORIA
3.- CARACTERÍSTICAS DE MERCURIO
4.- OBSERVACIÓN DE MERCURIO
5.- RIESGOS DE LA OBSERVACIÓN DE UN TRÁNSITO
6.- CARACTERÍSTICAS DE ESTE TRÁNSITO
7.- OTROS TRÁNSITOS

Continúen leyendo el artículo completo.

1.- ¿QUE ES UN TRÁNSITO?
Un tránsito es un fenómeno celeste que se manifiesta por el paso de un cuerpo pequeño frente a otro de mayor tamaño. Venus y Mercurio cruzan frente al Sol. Los satélites galileanos cruzan frente a Júpiter y un asteroide puede cruzar frente a la Luna. Otros satélites pueden transitar frente a sus planetas. En 1910, el cometa Halley transitó frente al Sol, demostrando que los núcleos cometarios eran más pequeños de lo que se creía. Incluso se han observado tránsitos de satélites extraterrestres: la sonda Opportunity captó el paso de Phobos y de Deimos frente al Sol.

En el caso de los tránsitos frente al Sol, el objeto que transita se ve oscuro pues está a contraluz, pero los tránsitos de Io, Europa, Ganymede o Callisto frente a Júpiter pueden pasar desapercibidos, dependiendo del tono de las nubes de fondo. Un tránsito depende de la alineación perfecta de 3 cuerpos. El objeto que transita es siempre más pequeño que el cuerpo celeste que está en el fondo.

¿Para qué sirven los tránsitos?
Gracias al tránsito de Venus frente al Sol, se pudieron determinar las dimensiones del Sistema Solar. Gracias a los tránsitos de Mercurio se tuvieron las primeras pistas de la distorsión espacio-temporal pronosticada por Einstein. Gracias al tránsito de los satélites galileanos frente a Júpiter se pudo medir la velocidad de la luz por vez primera, en 1676. Actualmente se practica la detección de tránsitos extrasolares para descubrir planetas más allá del Sistema Solar. En la era espacial, los tránsitos frente al Sol han perdido sex-appeal para los científicos, pero los aficionados aún nos asombramos que después de tanto tiempo y tanto espacio, podamos coincidir.

Los protagonistas en este tránsito son: el Sol, de 1'392,530 Km. de diámetro, la Tierra, de 12,756 Km., y Mercurio, de 4,878 Km.

Si la Luna es capaz de tapar al Sol en un eclipse total, y Mercurio es más grande que la Luna, ¿por qué no se produce un eclipse? Por la distancia. Aunque Mercurio está ahora particularmente cerca de la Tierra, a 101 millones de Km., la Luna presenta un tamaño mucho mayor, pues está a sólo 379,242 Km. El Sol, por otro lado, a pesar de ser 400 veces más grande que la Luna, se ve casi del mismo tamaño, porque está lejísimos, a 148 millones de Km.

¿Cómo saben los astrónomos con tanta precisión que este fenómeno sucederá?
Después de años de observación, fue relativamente sencillo registrar el período de traslación de Mercurio alrededor del Sol, así como medir las variaciones en su velocidad orbital, la inclinación de su órbita y su excentricidad. Siguiendo la física de Newton, es posible calcular en qué posición se encuentra un planeta, satélite o asteroide del Sistema Solar en cualquier momento. Con todo, Mercurio parecía salirse ligeramente de la posición predicha, hasta que se comprendió que la cercanía al Sol produce en el planeta efectos relativistas que Einstein predijo: cada vez que Mercurio se acerca al Sol (en el perihelio), el planeta "viaja" sutilmente ¡hacia el futuro!. Este efecto se conoce como Dilatación del Tiempo.

¿Con qué frecuencia ocurren los tránsitos de Mercurio?
Comparados con los tránsitos de Venus, los de Mercurio son relativamente abundantes, observándose aproximadamente 13 por siglo. Sin embargo, como no son visibles en todo el Mundo, este tipo de acontecimientos son tenidos en alta estima por los astrónomos.

2.- UN POCO DE HISTORIA

¿Quién anunció el hallazgo del primer tránsito (y se equivocó)? Cuando un rayo de luz colado en un orificio del tejado proyectó una imagen del Sol en el suelo, Johannes Kepler creyó ver la sombra de Mercurio cruzando frente al Sol y salió corriendo al palacio de su mecenas para notificarle de tan asombroso acontecimiento. Después cayó en cuenta que había sido un error, pues Mercurio no estaba en posición para producir este efecto ¿Qué vio, entonces? Menos de 3 años después, Galileo Galilei –asistido por un telescopio- descubrió lo que Kepler había visto: una mancha solar. Kepler no hubiera imaginado que el Sol era "imperfecto".

Aunque equivocado, este episodio dejó huella en Kepler, quien a partir de entonces dedicó tiempo a calcular la fecha del siguiente tránsito. La fecha fue el 7 de noviembre de 1631. Desafortunadamente Kepler no vivió para contemplar el tránsito que pronosticó, pero gracias a su contribución, el primer tránsito visto por el Hombre no fue una casualidad sino un hallazgo anunciado. Kepler encontró que los tránsitos de Mercurio frente al Sol apoyaban la idea de que nuestro sistema planetario era heliocéntrico, es decir, que los planetas daban vueltas alrededor del Sol y no de la Tierra. Por otro lado, Edmond Halley cayó en cuenta de que los tránsitos ofrecían la oportunidad de establecer la distancia al Sol, y por ende, las dimensiones del Sistema Solar. Si bien el método de Halley requería registros ultra precisos y condiciones controladas, tales condiciones se lograron en los tránsitos de Venus de 1761 y 1769 y la distancia al Sol por fin fue conocida.

¿Quién, cómo y cuándo se observó el primer tránsito de Mercurio?
La descripción más detallada de este evento proviene del cura francés Pierre Gassendi, el 7 de noviembre de 1631, en París. Fue una mañana nublada y por poco pierde la oportunidad de identificar a Mercurio: resultó ser mucho más pequeño de lo esperado. Al igual que Kepler, utilizó la técnica de la cámara oscura, es decir, una habitación en tinieblas que sólo admitía un rayo de luz solar a través de un orificio: Un imagen del Sol de 20 cm. de diámetro -invertida- se proyectaba entonces sobre una pantalla. Por temor a que las predicciones estuvieran erradas, Gassendi empezó a registrar el disco solar desde 2 días antes. El 5 de noviembre de 1631 llovió todo el día. El 6 estuvo nublado. El 7 de noviembre amaneció nublado y el Sol se asomó brevemente entre las nubes poco antes de la 8:00 a.m. Gassendi vio algo similar a una mancha solar, pero hasta que las nubes nuevamente permitieron ver el Sol, cerca de las 9:00 a.m. Gassendi confirmó sus sospechas: había "atrapado" a Mercurio. ¡El cálculo de Kepler había variado por sólo 5 horas! (Una proeza, pues Isaac Newton llegó muchos años después). Hoy sabemos que Pierre Gassendi no fue el único en atestiguar este tránsito y el mérito se debe también a Remus Quietanus de Rouffach (Francia), el cura Cysatus en Innsbruck, y un jesuita anónimo en Ingolstadt.

3.- CARACTERÍSTICAS DE MERCURIO

Por favor consulta el APÉNDICE "MERCURIO: EL PLANETA VELOZ", al final de este cuestionario.

4.- OBSERVACIÓN DE MERCURIO

¿Cuál es el aspecto de Mercurio a simple vista?
Mercurio aparece siempre cerca del Sol, por tal motivo sólo se le ve muy cerca de horizonte en los amaneceres o atardeceres. Su máxima elongación (separación angular del Sol) puede ser de 16 a 27°, según en qué extremo de su órbita se encuentre (recuerda que es muy excéntrica). Cuando está en conjunción inferior -pasando entre el Sol y la Tierra- es invisible, a menos que la alineación sea perfecta y nos toque presenciar un tránsito. Cuando está en conjunción superior también es invisible a menos que coincida con un eclipse total de Sol.

¿Dónde lo puedo encontrar?
Aunque Mercurio es pequeño y oscuro, su cercanía al Sol hace que se vea brillante, de color blanco, como una estrella de magnitud cero. Su observación se limita al crepúsculo de la mañana o de la tarde, muy cerca del horizonte. En su máxima elongación oeste, Mercurio sale por el este antes de amanecer, siendo visible fugazmente. Dura así visible por una semana aproximadamente. Luego, en la máxima elongación este, Mercurio es visible después del atardecer durante una semana, antes de perderse nuevamente en el resplandor del Sol. Cuando Mercurio está en elongación este es visible hacia el este al atardecer, y cuando es elongación oeste, se ve en el este al amanecer. Puede parecer confuso: ¿Por qué decimos que es elongación este, si estamos viendo a Mercurio hacia el oeste? ¡Ahhhh! pues porque Mercurio está hacia el este, pero del Sol. Cuando Mercurio está en elongación máxima su distancia a la Tierra es similar a la distancia de la Tierra al Sol. Así, en la última elongación máxima (el 16 de octubre de 2006) el Sol estaba a 149 millones de Km. de la Tierra, mientras que Mercurio se encuentra a 150 millones de Km. A esa distancia, Mercurio exhibió un diámetro aparente pequeñito, de 6.7 minutos de arco mostrando un aspecto similar a la Luna: en las elongaciones máximas Mercurio parece una rebanada de melón.

¿Cómo se ve Mercurio en el telescopio?
Mercurio presenta fases como la Luna. Por el hecho de tener una órbita más pequeña que la de la Tierra, podemos observar que el Sol lo ilumina desde ángulos muy diversos. En fechas cercanas a su conjunción inferior el diámetro aparente aumenta y la fase iluminada es más esbelta. Mercurio es tan pequeño y su observación se hace tan cercana al horizonte que no hay detalles visibles. La imagen es habitualmente deteriorada a causa de la turbulencia atmosférica. Por otro lado, Mercurio es un planeta solitario: no posee satélites naturales.

¿Qué sabemos de su superficie?
La sonda Mariner 10 reveló que el parecido de Mercurio con la Luna es asombroso. Está cubierto de cráteres, tiene mares y estructuras radiales blancas alrededor de los impactos que parecen ser recientes. En algunas regiones es notorio el colapso y contracción por temperatura, causando con ello profundas y largas grietas. Cuando se observa un tránsito ¿Hay algo más que ver, además de un diminuto disco oscuro contra el Sol? Hay un fenómeno llamado "efecto de gota" que sucede cuando el planeta enano ha ingresado completamente al disco solar y los bordes del Sol y de Mercurio parecen rozarse: son tangenciales. En ese momento, algunos reportan la aparición de un puente oscuro que se estira como un chicle, hasta que "se rompe". Siendo tan pequeño, Mercurio no se presta tanto al efecto de la gota como Venus, pero hay quienes afirman haberlo visto. Algunos opinamos que eso es resultado de un telescopio mal enfocado. Otros aseguran que es un fenómeno real. Los tránsitos son -además- el pretexto ideal para estudiar el aspecto superficial del Sol. Habrá quien confunda a Mercurio con una mancha solar convencional, pero si miras con atención, notarás diferencias.

El disco de Mercurio es perfectamente circular, mientras que las manchas solares son típicamente irregulares, aparecen en grupos y su aspecto es complejo, pues poseen umbra y penumbra. Otro fenómeno es el oscurecimiento del borde solar, causado por la textura de la superficie del Sol. También, cerca del borde del Sol se pueden observar pálidas manchas granulosas llamadas fáculas. Y si las condiciones de estabilidad atmosférica son excelentes, percibirás que el Sol tiene una superficie granulosa muy fina, como si fuera un gigantesco corcho.

5.- RIESGOS DE LA OBSERVACIÓN DE UN TRÁNSITO

¿Es peligrosa la observación de un tránsito?
El riesgo mayor consiste en el simple hecho de que la observación de este fenómeno implica mirar hacia el Sol, y esto es peligrosísimo si no se cuenta con un sistema que proteja la vista del observador. La luz ultravioleta es radiación electromagnética de alta energía.
Ten cuidado: si vas a utilizar un telescopio con filtro, es indispensable que retires el buscador (finder, finderscope viewfinder), para que no exista la mínima posibilidad de que alguien vea hacia el Sol a través de él. Aunque su apertura es menor, no deja de representar un peligro.

¿Qué produce el daño?
La exposición a la radiación ultravioleta (UV) destruye las células de la retina y -a diferencia de las células de la piel- no tienen la capacidad de regenerarse. Una lesión ocular producida por la imprudencia de observar el Sol sin la precaución debida tiene consecuencias de por vida.

¿Cuáles son los métodos recomendados para ver el tránsito?
Mercurio es tan pequeño, que forzosamente es necesario el uso de un telescopio para ver un diminuto diámetro proyectado contra el Sol.
Pero el telescopio debe llevar colocado antes del ingreso de la luz un filtro diseñado especialmente para evitar el paso de radiación infrarroja y ultravioleta. En caso de no conseguir el filtro, puedes proyectar la imagen del Sol y Mercurio siguiendo las instrucciones que aparecen abajo, pero te advertimos que es un método riesgoso, si no se tiene la precaución de vigilar el telescopio en todo momento, para evitar a toda costa que cualquier persona se asome por el telescopio.

ALTERNATIVA 1
1.- Haz una tapa de cartón muy opaco para tu telescopio, y recorta un agujero que reduzca la entrada de luz a 3 cm. nada más. No debe entrar más que la luz que pase por ese orificio. Tapa con cinta de aislar cualquier rendija de luz, y asegura la tapa al telescopio con cinta adhesiva.
2.- Retira el buscador. Ese pequeño telescopio que sirve para centrar los objetos debe quitarse del telescopio, para evitar la tentación de su uso. Aunque capta poca luz, no es seguro ver el Sol por él.
3.- Coloca un ocular de entre 10 y 15 mm. de longitud focal. De preferencia, que no tenga partes de plástico.
4.- IMPORTANTE: vigila el telescopio constantemente para que nadie se asome por él. Especialmente si hay niños, no debe dejarse el telescopio sin atender.
5.- Orienta el telescopio hasta que su sombra sea corta y redonda.
Eso significará que el telescopio está apuntado hacia el Sol. Ten paciencia. Practica esta técnica días antes del tránsito.
6.- ¡CUIDADO! Saldrá un haz de luz muy intenso por el ocular. No lo veas directamente.
7.- Coloca una hoja de papel o pantalla blanca a más de 50 cm. del telescopio y ahí se proyectará la imagen del Sol.

ALTERNATIVA 2 (mucho más segura que la anterior)
Sigue los pasos anteriores hasta el punto 6.
7.- Consigue un globo de goma de tamaño mediano. Debe ser blanco.
8.- Recorta al globo por la mitad, descartando la parte de la trompetilla. Te quedas con un trozo que parece gorra de baño.
9.- Toma un tubo de cartón largo, o un bote de plástico (medidas aproximadas: 30 cm. de largo por 10 cm. de diámetro). En cualquiera de los casos debe ser opaco, no debe dejar pasar nada de luz.
10.- Con mucho cuidado, usando una navaja con filo, corta y retira el fondo del bote. Ahora está abierto por ambos lados.
11.- En el extremo donde el bote o el tubo tenga la boca más ancha, coloca el globo con el hule restirado, pero no tanto como para que se rompa. Asegúralo con varias ligas de hule y cinta de aislar. (Va a parecer un tambor) Asegúrate que la gota de látex que está típicamente en el centro del globo estorbe lo menos posible, pues ahí la pared del globo es más gruesa.
12.- Utiliza tu ingenio para colocar el bote o tubo sobre el ocular del telescopio, sin estorbar el movimiento de la perilla de enfoque. Debe quedar bien sujeto, para que no exista el riesgo de que se caiga o de que lo tumben. Lo que has hecho es una pantalla a contraluz: la imagen del Sol y de Mercurio se proyectarán sobre el globo y evitarás el riesgo de que alguien mire directamente el intenso rayo de luz solar. Vigila que tu pantalla no sea perforada por un descuido.

6.- OBSERVACIÓN DEL TRÁNSITO 2006

¿En qué fecha será visible el tránsito?
El 8 de noviembre de 2006.

¿Qué duración tendrá el tránsito de Mercurio del 8 de noviembre?
Aproximadamente 5 horas.

¿Dónde será visible?
El inicio del tránsito es visible en toda la República Mexicana, pero sólo en los estados del Noroeste se verá hasta su conclusión.
En el resto del país, el Sol se ocultará antes de que Mercurio abandone su disco.

N.E.: Este fenómeno también será visible en toda la República Argentina

¿Cómo sucede el evento?
Los tránsitos están ordenados en 5 etapas llamadas contactos y centralidad. Éstos son:

Primer contacto: Los bordes del Sol y de Mercurio parecen tocarse. Se trata en realidad de un momento difícil de captar, pues el planeta aún no ingresa en el disco iluminado del Sol. Los filtros hidrógeno alfa permiten anticipar este momento, pues muestran la cromosfera solar, por encima de la superficie solar.

Segundo contacto: El planeta ha ingresado completamente al disco iluminado del Sol y sus bordes son tangenciales. Es el momento justo, antes de que Mercurio se vea completamente englobado por el Sol.

Tránsito central: Sucede en el momento que Mercurio está a la menor distancia del centro del Sol.

Tercer contacto: El tránsito está terminando. En su éxodo, Mercurio se ha acercado tanto al borde iluminado del Sol, que parece tocarlo. Es el instante previo a que se "rompa" la circunferencia de la sombra del planeta.

Cuarto contacto: Mercurio abandona el disco solar. Sus bordes parecen tocarse y en ese momento Mercurio desaparece de la escena.

Quienes observen el tránsito a través de un filtro hidrógeno-alfa tendrán posibilidades de ver el disco oscuro de Mercurio antes del primer contacto y lo seguirán viendo unos instantes más, después del último contacto.

¿En qué momento será visible cada uno de los contactos?
Primer contacto: 13 horas 12 minutos 27.4 segundos / Ángulo de posición: 141.0º
Segundo contacto: 13 horas 14 minutos 20.3 segundos / Ángulo de posición: 141.3º
Tránsito central: 15 horas 40 minutos 50.9 segundos
Tercer contacto: 18 horas 07 minutos 33.4 segundos / Ángulo de posición: 268.8º
Cuarto contacto: 18 horas 09 minutos 26.5 segundos / Ángulo de posición: 269.1º

OBSERVACIÓN: Los tiempos están señalados de acuerdo a la Hora del Centro (o Local, válida para Monterrey, Guadalajara y Ciudad de México) Entre el meridiano de Greenwich y la Hora del Centro existe una diferencia de 6 horas. En otras palabras, del Tiempo Universal u Hora Universal se restan 6 horas.

Evento Hora UT APº
Primer Contacto (I) 19:12:04 141°
Segundo Contacto (II) 19:13:57 141°
Máximo 21:41:04 205°
Tercer Contacto (III) 00:08:16 269°
Cuarto Contacto (IV) 00:10:08 269°


¿Cuándo se observó el último tránsito de Mercurio y cuándo será el siguiente?
El último tránsito visible en México fue el 15 de noviembre de 1999. Hubo uno después, el 7 de mayo de 2003, pero sólo fue visible en Europa, África y Asia. El próximo tránsito sucederá en 2016 pero será hasta el año 2062 que haya otro visible en México de principio a fin.

¿Puedo ver el tránsito desde mi computadora?
Sí. El Área de Astronomía del DIF-US a través de @astro tv (http://cosmos.astro.uson.mx/webtv/bbuson.htm ) y Divulgación Astronómica, A.C. a través de Radiokosmos (http://www.radiokosmos.com.mx/ ) estarán transmitiendo el evento en vivo desde Hermosillo y Monterrey. En Sonora, Sinaloa y Nayarit la transmisión inicia a las 11:30 horas.
En baja California la transmisión inicia a las 10:30 horas. En el resto de la República Mexicana la transmisión inicia a las 12:30 horas.
En otras entidades, calcule su horario según el Tiempo Universal: la transmisión inicia a las 18:30 horas TU.

El público podrá comunicarse e interactuar con los astrónomos a través del correo electrónico edu@cosmos.astro.uson.mx, así como por radiokosmos@hotmail.com

A los medios de comunicación interesados en retransmitir la señal, favor de comunicarse a sanchez@cosmos.astro.uson.mx para dar a créditos correspondientes.

¿En dónde puedo encontrar más información?
En http://cosmos.astro.uson.mx/Ciencia/Planetaria/mertran06/mertran.htm

7.- OTROS TRÁNSITOS
Mercurio no es el único cuerpo que puede cruzar frente al Sol. Regularmente lo hace también la Luna en los eclipses de Sol y Venus también puede producir tránsitos, si bien acontecen con menor frecuencia. Además los astrónomos aficionados no han perdido la oportunidad de captar artefactos orbitales como la Estación Espacial Internacional o el Transbordador Espacial cruzando fugazmente frente al Astro Rey.

TRÁNSITOS EXTRATERRESTRES
Fuera de los tránsitos solares, los astrónomos han echado mano de los tránsitos estelares para detectar el paso de planetas a miles de años luz de la Tierra. El paso de un planeta frente a su estrella produce una disminución sutil en su luminosidad, y la observación repetida de este fenómeno puede arrojar datos que permiten estimar las condiciones de sistemas planetarios extrasolares.

Este método para detectar planetas extrasolares ha sido tan efectivo, que la NASA ha preparado un telescopio espacial llamado Kepler, cuyo objetivo será detectar planetas pequeños (como la Tierra) fuera del Sistema Solar. La fecha sugerida para el lanzamiento de la Misión Kepler es en el año 2008 y después de esto el telescopio estará muy ocupado, monitoreando más de 100,000 estrellas, en espera de tránsitos extrasolares captados fortuitamente.

APÉNDICE

MERCURIO: EL PLANETA VELOZ
Por Pablo Lonnie Pacheco Railey

ANTECEDENTES
Tanto en la vida real como en la mitología, Mercurio (o Hermes para los griegos) es el más veloz de todos los planetas. Por eso fue "escogido" para ser el mensajero de los dioses del Olimpo. Era también patrón de los viajeros, mercaderes, abogados y ladrones (¡Qué casualidad!) En la Edad Media se asoció este planeta con el metal mercurio, uno de los 7 metales conocidos por los antiguos. En inglés el mercurio recibe también el nombre de quicksilver (plata rápida) por su aspecto brillante, plateado y fugaz. El símbolo de Mercurio representa al caduceo: una especie de cetro con dos serpientes entrelazadas, símbolo que era utilizado para representar también al metal del mismo nombre.

La NASA envió al Mariner 10 y obtuvo imágenes detalladas del planeta en 1974/75 y actualmente la sonda MESSENGER está haciendo una serie de pases cercanos a Venus y la Tierra para adquirir una velocidad que le permita ser capturado por Mercurio en el año 2011. Luego, iniciará una larga jornada de observaciones en el planeta menos conocido del Sistema Solar.

DISTANCIA AL SOL
La distancia promedio de Mercurio al Sol es de 57.91 millones de Km., equivalentes a 0.3871 unidades astronómicas. Esto significa que si la Tierra estuviera separada del Sol a una distancia de un metro, entonces Mercurio estaría apenas a 38 centímetros del Sol. La órbita de Mercurio no es redonda. Al contrario, es muy excéntrica, es decir, dibuja una trayectoria marcadamente ovalada alrededor del Sol. En consecuencia, un habitante Mercuriano vería al Sol cambiar sustancialmente su tamaño aparente ¡¡¡en el transcurso de un día!!! ¡Claro! Eso se debe en parte a que los días en Mercurio son muuuuy largos. En pleno día el Sol calienta la superficie de Mercurio a una temperatura superior a 430°C y en la noche disminuye a casi -200° C bajo cero. La ausencia de atmósfera en este planeta hace que el calor se disipe de golpe, muy rápidamente. Dicho esto, ningún otro lugar del Sistema Solar se expone a ser tan ultra pasteurizado como en la superficie de Mercurio.

DIÁMETRO ECUATORIAL
Mercurio es el segundo planeta más pequeño del Sistema Solar. Su diámetro en el ecuador es de 4,878 Km. Por tanto, el diámetro de la Tierra es 2.61 veces más grande que el de Mercurio. Un dato curioso:
El número de la suerte de Mercurio es el 38, porque 0.38 unidades astronómicas es la distancia del Sol a Mercurio y Mercurio posee el 38% del diámetro de la Tierra. Aunque es muy pequeño, Mercurio posee suficiente masa para que su gravedad lo compacte y lo obligue a tomar una forma casi esférica.

MASA
La masa de Mercurio es de 3.303 x 1023 Kg. Esto significa que su masa es equivalente al 5.53% de la masa terrestre. Mercurio, reiteramos, es un planeta pequeño -y ahora que Plutón fue desbancado de las grandes ligas- Mercurio se posiciona como el planeta más pequeño del Sistema Solar.

DENSIDAD
En promedio cada metro cúbico de Mercurio pesa 5,430 Kg. es decir, su densidad es de 5.43, ó 5.43 veces más denso que el agua. La Tierra tiene una densidad de 5.52. Ningún otro planeta del Sistema Solar tiene una densidad tan parecida a la de la Tierra. Mercurio es más denso incluso que Venus, y eso que Venus tiene casi el mismo tamaño de la Tierra. Esto sólo puede significar una cosa: que a pesar de su tamaño relativamente pequeño, Mercurio es uno de los objetos más compactos del Sistema Solar: está prácticamente desprovisto de huecos en su interior.

COMPOSICIÓN
Los planetas terrestres como Mercurio están compuestos básicamente de hierro y níquel en su núcleo; y su corteza es abundante en silicatos. Otros planetas como Júpiter y Saturno son gaseosos y aunque también han de tener hierro, níquel y silicatos, éstos seguramente estarán sepultados en la profundidad de su núcleo.
La composición de Mercurio y la Tierra es muy parecida. Pero Mercurio tiene una peculiaridad que causa extrañeza: los astrónomos han encontrado que su núcleo es inusualmente grande en proporción al tamaño del planeta. Nadie sabe qué pasó ahí: es como si hubiera tenido originalmente una corteza de mayor espesor que por alguna causa misteriosa se perdió. Mercurio está geológicamente inactivo.
Hay evidencia indirecta de sismos en el pasado, sin embargo, el origen de estas ondas sísmicas no fue interno: fue el impacto en la Cuenca de Caloris, un golpe devastador que sacudió al planeta entero.

ATMÓSFERA
Todos lo planetas tienen atmósfera excepto Mercurio. Si alguna vez tuvo una, tal vez el Sol se encargó de eliminarla por la acción de la radiación ultravioleta y el viento solar. Para los astrónomos que defienden que Mercurio sí tiene atmósfera, diremos que en el mejor de los casos es virtualmente inexistente. Los días soleados de Mercurio son parecidos a los de la Luna: su cielo no es azul, sino que es un negro color azabache. El origen de algunas nubes de sodio en la cercanía del planeta sugiere que son producidas por el impacto del viento solar en la superficie, liberando una sutil y pasajera envoltura de partículas. El planeta tiene un campo magnético muy tenue de origen desconocido.

GRAVEDAD SUPERFICIAL
La gravedad en la superficie de un planeta depende no sólo de su masa sino también de su densidad. Si inflamos la Tierra como una roseta de maíz (conservando su masa), su densidad disminuiría notoriamente y su atracción gravitacional quedaría "repartida" en una superficie mucho mayor. En contraste, los planetas gaseosos tienen una densidad tan baja que la atracción gravitatoria en la superficie no delata la gran cantidad de masa que se oculta bajo el suelo. Si pudiéramos colocar una báscula sobre la superficie de Mercurio, notaríamos que nuestro peso se disminuiría a sólo el 28.4% del peso en la Tierra. En otras palabras, una persona que aquí en la Tierra pesa 70 Kg., pesaría casi 20 Kg. en Mercurio.

VELOCIDAD DE ESCAPE
Es la velocidad que requiere un objeto para poder "escapar" de los lazos gravitacionales de un cuerpo (y se aplica a cualquier planeta, estrella, satélite, etc.) La velocidad de escape depende de la masa y de la densidad del cuerpo celeste. Alcanzar una velocidad lo suficientemente alta como para escapar de los lazos gravitatorios del planeta Mercurio es mucho más fácil que en la Tierra. En nuestro planeta, la velocidad de escape es de 11.2 km/seg. En Mercurio esta cifra es de sólo 4.3 km/seg.

PERIODO DE ROTACIÓN
Todos los planetas rotan de tal modo que tienen noche y día. Hay planetas que rotan muy lentamente (como Venus y Mercurio) y otros que rotan muy rápidamente (como Júpiter y Saturno). Casi todos los planetas rotan contra las manecillas del reloj, vistos sobre su polo norte.
El período de rotación de Mercurio es de 58.65 días terrestres. Es un día inusualmente largo y más aún si consideramos que el año mercuriano dura sólo 1.5 días mercurianos...¡Genial! ¡Mercurio es un planeta para reventados! Antes del segundo día en Mercurio ya se están festejando las Posadas, Navidad y Año Nuevo. Los días son de lo más raro en Mercurio. Dependiendo de la latitud que visite en Mercurio un astronauta hipotético, podría ver al Sol dibujar maromas en el cielo, es decir, el Sol saldría en tres ocasiones a lo largo del día y luego se ocultaría en el horizonte opuesto la misma cantidad de veces. Esto es resultado de combinar un día muy largo, un año muy corto y una órbita marcadamente excéntrica. Mercurio tiene días más marcianos que Marte mismo, jejeje.

PERÍODO DE TRASLACIÓN
Todos los planetas están en órbita alrededor del Sol desplazándose a una velocidad que varía con la distancia al Sol. Los planetas que están más cerca del Sol se desplazan a mayor velocidad y los que están más alejados tienen períodos cada vez más largos. Las órbitas tienen forma de elipse y el Sol no está en el centro, sino en uno de los focos de la elipse. Al acercarse al Sol los planetas se aceleran. Al alejarse, pierden velocidad. El punto más cercano al Sol se llama perihelio, y el más alejado: afelio. El período de traslación de Mercurio, es decir su año, es de sólo 1.5 días mercurianos ¿Cómo está eso? ¿Un año mercuriano de 1.5 días? Pues sí, el año de Mercurio dura únicamente 87.969 días terrestres. Recuerda que a mayor cercanía del Sol, un cuerpo se mueve a mayor velocidad, y siendo Mercurio el planeta más cercano al Astro Rey, es el más veloz de todos. No sólo su trayectoria es corta sino que además se desplaza rápidamente por ella.

PERÍODO SINÓDICO
Como cada planeta tiene un período de traslación distinto, resulta que después de que la Tierra ha dado una vuelta al Sol, los planetas se han movido de lugar. Cada vez que la Tierra alcanza (o es alcanzada) por otro planeta quedando los dos del mismo lado del Sol (alineados), se cumple un período sinódico. Como los planetas inferiores (Mercurio y Venus) están más cerca del Sol y tienen órbitas más pequeñas que la de la Tierra, se desplazan con mayor rapidez. Por lo tanto, el período sinódico de estos planetas es menor que los 365 días del año terrestre.

El tiempo en que la Tierra es alcanzada por Mercurio es de 115.88 días, tras los cuales vuelven a quedar alineados el Sol, Mercurio y la Tierra. Como Mercurio se mueve tan rápido, no le da oportunidad a la Tierra de completar una vuelta, y el pequeño planeta se adelanta y antes de pasar 4 meses, nos alcanza nuevamente. Muy rara vez sucede que al iniciar otro período sinódico, Mercurio pasa justo frente al Sol. No puede producir un eclipse ya que se ve muy pequeño. Lo que vemos es una motita negra que cruza al Sol. Este fenómeno recibe el nombre de tránsito. El próximo tránsito será el 8 de noviembre de 2006.

INCLINACIÓN DE SU EJE DE ROTACIÓN (Relativa al plano de su órbita)
Es difícil establecer su eje de rotación con precisión, pero se considera que no es mayor de 2°. Existe evidencia indirecta de que en el fondo de algunos cráteres polares puedan hallarse depósitos de hielo sobreviviente del impacto de algunos cometas. De ser así, el hielo en estos cráteres polares no ha desaparecido por estar en el fondo, bajo una sombra perpetua. Recientemente, unos cráteres similares en la Luna fueron señalados como "secos", después de haber albergado la esperanza por varios años, de encontrarlos con hielo de agua. No podemos descartar entonces que los cráteres "congelados" de Mercurio sean un error de interpretación de datos.

INCLINACIÓN DE SU ÓRBITA (Relativa a la Tierra)
La órbita de Mercurio está inclinada por 7° 00' 26". Si su órbita estuviera en el mismo plano que la órbita terrestre, observaríamos tránsitos cada 115.88 días.

EXCENTRICIDAD DE SU ÓRBITA
Mercurio tiene la órbita más excéntrica de los planetas del Sistema Solar (e=0.2056). El planeta enano Plutón lo supera (e=0.24) y Eris, el nuevo planeta enano del Sistema Solar les gana a los dos (e=0.4417) . Su cercanía al Sol, aunado a su excentricidad hacen que su órbita sea distorsionada por la curvatura del espacio y en lugar de dibujar una trayectoria elíptica, ésta se desvía ligeramente para trazar una gran roseta. Algo así como un espirógrafo de proporciones planetarias.

El autor es titular de Investigación y Desarrollo en el Planetario Alfa, es coordinador de actividades de la Sociedad Astronómica del Planetario Alfa y dirige ASRONOMOS.ORG www.astronomos.org . Envíe sus comentarios y preguntas a pablo@astronomos.org y/o lonniepacheco@planetarioalfa.org.mx .







Sunday, 05 November a las 22:50:16

 
Enlaces Relacionados
· Más Acerca de Eventos destacados
· Noticias de foboz


Noticia más leída sobre Eventos destacados:
SOMBRAS NADA MÁS: TRÁNSITO DE MERCURIO 2006


Votos del Artículo
Puntuación Promedio: 0
votos: 0

Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo


Opciones

 Versión Imprimible Versión Imprimible

 Enviar a un Amigo Enviar a un Amigo


Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.118 Segundos